Historias sobre la justicia que no llega

Historias sobre la justicia que no llega

Bajo la consigna “La Justicia cuando tarda no es justicia” denunciantes de diferentes causas de violación de derechos humanos durante el terrorismo de Estado convocaron a una concentración en el día de ayer en Plaza Libertad. Los spots que relatan algunas de las historias detrás de las denuncias.

Son 300 las causas que no avanzan. Son más de 200 las personas que aún continúan desaparecidas. Los números que pueden sonar fríos encierran historias de vida, preguntas de familias enteras sobre quienes no están, necesidad de justicia por lo que en cuerpo propio o sus familiares vivieron. El tiempo no se detiene y a su paso deja a muchas y muchos irse sin respuestas, sin verdad, ni memoria, ni justicia.

Son múltiples, a veces silenciosas, las actividades que sobrevivientes realizan en pos de sanar esas heridas. Las personales y también las colectivas. Organizaciones, comidas comunitarias, ciclos de cine, denuncias gestadas colectivamente, libros narrando o ficcionalizando sus historias de vida. Sin embargo, la justicia que corresponde a una de las respuestas que el Estado debe darles y darnos como sociedad, es un gotero obturado.

Ayer, esa fuerza y necesidad colectiva se hizo presente en las calles. Una vez más para decir que si tarda no es justicia. Que #NoHayDerecho a que los cuarenta años de espera se sigan dilatando.

En los spots, algunas de las historias de vida que están detrás de las denuncias.

Lucia Arzuaga

Ignacio Bardesio 

Karina Tassino

Marisa Fleitas

Verónica Mato

Nadia y Catia Paitta Fernández

Ana María Pieri

Sebastián Ortiz

Aimar Medina

Néstor Nieves

Raúl Luzardo