Marcha del Silencio: entrevista a Javier Tassino de Madres y Familiares

Marcha del Silencio: entrevista a Javier Tassino de Madres y Familiares

El pasado lunes se realizó la Marcha del Silencio número 24, bajo la consigna: «Qué nos digan dónde están. Contra la impunidad de ayer y hoy». Miles y miles de personas marcharon bajo la lluvia impresionante que caía sobre Montevideo, sólo se veían cuadras y cuadras donde se distinguían los miles de paraguas empapados por el agua, que acompañaban el caminar de esos miles, que reclaman hoy más que nunca verdad y justicia.

Una marcha muy emocionante y especial para todos. Agradecemos profundamente en esta ocasión a Martha Passeggi, por cedernos sus hermosas fotografías de la Marcha.

La primera Marcha sin Luisa y con el sabor amargo de los hechos acontecidos con las declaraciones de José Nino Gavazzo y la negativa del senado a votar las venias para el paso a retiro de los militares involucrados en la dictadura.

Hay un mensaje que se traduce en esa salida a la calle, en ese sentir de miles de uruguayos que se comprometieron a estar. Tanto de parte de nuestros más viejitos a los que no les peso la lluvia, como nuestros jóvenes que se unieron al reclamo en contra de la impunidad: un mensaje de compromiso con la verdad.

Le realizamos una entrevista a Javier Tassino, que pertenece a Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos.

He participado en entrevistas con Javier, desde la cámara y siempre es un gusto escuchar sus palabras, su compromiso y la calma con la que habla y expresa su sentir.

Javier señalaba al principio de la entrevista, los veinte años de democracia donde no se había avanzado mucho y los logros que han obtenido, pese a esos años, en el rol colectivo que han asumido en la defensa de la memoria, la verdad y la justicia.

Les dejamos parte de la entrevista escrita y el audio completo.

J: «Nosotros necesitamos que en definitiva el Estado, la gente desarrolle esa memoria para poder avanzar, lo decíamos para poder avanzar en democracia, lo decía, ayer se inauguró un mural para Luisa Cuesta en la plaza 1ero de Mayo y decía, no recuerdo exactamente pero: «la parte más importante de la justicia es la verdad». Decía un dicho de Luisa que tenía y tiene una gran profundidad y es así, la verdad es lo que nos lleva a saber las cosas que han pasado, cómo logramos desarrollar que esas cosas, no nos pasen de vuelta. Eso es lo más importante y bueno para eso nosotros vamos… el 20, hoy, a la vigésimo cuarta marcha del silencio, con esa participación que cada vez es mayor, que cada vez se hace en mayor lugar, en mayores lugares y eso es memoria. Eso es desarrolllar, liberar la memoria, no hay que tenerle miedo a la memoria, al contrario, a veces no se desarrolla porque pueden existir temores o cosas que a uno nos queda en la cabeza, que nos cuesta desarrollarlas. Porque no queremos volver a ese pasado… no queremos acordarnos de esas cosas atroces que han pasado, pero el hecho de pensar en ellas, desarrollarlo, trabajarlo, abrir las puertas a esa memoria, también nos da mayor tranquilidad y mayor posibilidad de avanzar y mayor posibilidad de que esas cosas no se repitan».

Me señalaba con énfasis que cada vez hay más participación en la Marcha.

La información que se tiene no se dice y el año electoral explicaba Javier, trae discursos de cosas que se van a hacer y nunca han hecho con respecto a los desaparecidos.

J: «Tuvieron la oportunidad una cantidad de sectores, que a su vez dicen que van a ayudar, tuvieron la oportunidad de votar las venias a esos militares, no lo hicieron, pusieron cualquier argumento, cualquier argumento pusieron y no lo votaron. Por lo tanto queda al descubierto digamos, que toda esa intención de ayudar, de hacer, era la posibilidad de hacer algo,un mérito, una cosa contra la impunidad, que no hicieron absolutamente nada en todo este período… Por lo tanto lo que hicieron fue aberrante. Es como un bofetazo al tema, es como un bofetazo para enterrar más en definitiva a los desaparecidos, es como jugar con la familia, jugar con un sentimiento en algo que podrían haber hecho hace muchos años y por más que pasen los años si lo quieren ocultar, no lo van a poder ocultar… sino miremos a España después de cuántos años, los sucesos de España, los enterramientos, bueno hoy empiezan a aparecer….»

En la fecha del 20 participaban 31 lugares de Uruguay, me señalaba la importancia de los sitios de memoria, las marcas de la memoria, las placas que marcan lugares de represión. Eso desarrolla la memoria, decía Javier Tassino.

R: Javier de todo esto que vos decís y de la nueva participación que hay a nivel colectivo, de tantos años que vos tenés de militancia. Más allá de que se manifiesta siempre en las calles y en muchas actividades: ¿En qué ves que ha cambiado nuestra sociedad como para que se de más participación? ¿Cómo lo explicarías vos?

J: «Y bueno yo creo que en la medida en que se va avanzando en la democracia, en muchos aspectos, la gente va refrescando, haciendo, va viendo la necesidad de que ese tipo de cosas no es para marcar un odio más, para marcar un enfrentamiento más, sino que es un elemento que ayuda a curar el alma, a curar heridas. El aparecer un cuerpo de esos 196, que nosotros desaparecidos tenemos, han aparecido resultados en treinta nombres. Cuatro cuerpos acá, un cráneo que es de Gomensoro, se ha aparecido en Chile, en Paraguay, en Bolivia, en Argentina han aparecido doce cuerpos, quiere decir que cada acto que se va haciendo en ese sentido, nos va ayudando y nos va acercando a la verdad. Por lo tanto en esa cosa masiva que se hace, por ejemplo hoy se ha pronunciado el deporte, que realmente nos alegra muchísimo, hay cuadros de fútbol como Villa Teresa, Cerro, Progreso, lo vimos por primera vez en una hinchada de Peñarol. Yo creo que también el deporte y otras manifestaciones culturales, se tienen que ir manifestando, no como una molestia, no como algo que duele, sino que estas cosas sanan, realmente sanan, realmente nos vamos acercando a la verdad. No como dice Manini Ríos que una vez más refleja en definitiva lo que no hizo en todo su proceso cuando lo podía haber hecho, cuando fue Comandante en Jefe, de ayudar a esclarecer los hechos, que bueno: «esto paso hace 40 años, ya es un momento de liquidarlo». No, no es un momento de liquidarlo, es un momento de avanzar para que cure, para que sane, para que la gente se sienta que nosotros avanzamos en ese sentido».

Me hablaba de las denuncias de las mujeres que después de más de tres décadas, se lograron y como algunos denunciados no fueron a declarar, y se han pedido cuarenta procesamientos.

J: «Los delitos de lesa humanidad son delitos, no prescriben en todo el mundo».

El rol de las fuerzas armadas es importante reverlo, me comentaba, darle otro sentido al servicio de la sociedad. La educación es importante también, contar la historia de ese período, como fueron los hechos.

Se realizan muchas charlas con estudiantes, de parte de Familiares, me contaba Javier, sobre la represión en los 60’s. Los estudiantes y su lucha por el boleto gratuito, por ejemplo y que cuando surgieron las luchas, murieron estudiantes por esa pelea, es importante que los jóvenes lo sepan.

J: «Es fundamental la memoria y el conocimiento»

Por ese motivo el conocimiento me decía Javier es lo que nos lleva:

J: «A la libertad, a la liberta de acción»

 

Entrevista completa aquí:

 

Nota y entrevista: Rossana Passeggi

Fotos: Martha Passeggi